389 |  Like

Nuevo blanco de Bodega Pirineos: riqueza aromática, intensidad y complejidad en un vino diferente

Bodega Pirineos, fundadora de Denominación de Origen Somontano y perteneciente al Grupo Barbadillo, nos acaba de sorprender con el lanzamiento de su último vino: Impás.   Un blanco elaborado con una selección de uvas blancas  de la cosecha de 2016, que ha sido criado sobre sus lías y reposado en la botella para obtener un desarrollo aromático excepcional, que contrasta con los blancos habituales de Somontano.

Del nuevo Impás sorprende todo. Desde su composición varietal, que el enólogo no ha querido desvelar, pero que nos permite jugar a descubrir esa gran riqueza aromática, intensidad y complejidad y, por supuesto, el viñedo donde nace: el Poyed. Se trata de un pago excepcional para la producción de blancos, con suelos calcáreos y arcillosos, y está situado sobre el río Vero. Estas características y su microclima dan como resultado una uva blanca de alta calidad enológica.

Sin duda, estamos ante un blanco con personalidad y muy diferente al resto de blancos elaborados en el Somontano. Desde Bodega Pirineos lo califican como un vino de Alta Enología, “hecho a mano”, que busca una gran riqueza aromática, cremosidad, elegancia y longitud. Para ello, se realiza una crianza de cinco meses con sus lías finas y posteriormente lo dejan madurar seis meses en botella.

Impás ha sido creado por el enólogo Jesús Astrain y el responsable de Alta Enología del Grupo Barbadillo, Armando Guerra, y tiene una edición limitada a 5.000 botellas.

Notas de cata y maridaje

VISTA: Amarillo limón.

NARIZ: Intensidad pronunciada. Vainilla, cítricos, corteza de limón y de naranja. Olores marinos, iodo, mar, ahumados, tabaco rubio.

BOCA: Intensidad de sabor pronunciada. Mermelada de albaricoque en boca. Intenso, cremoso y muy largo.

MARIDAJE: Carnes de ave, bonito encebollado, tablas de quesos.