222 |  Like

El aficionado Ángel Palacios se convierte en “Cocinicas de oro” gracias a su gyoza de cochinillo

Tras una reñida final del primer festival de Cocinicas de El Tubo y Puerta Cinegia Gastronómica en Zaragoza, la tapa ganadora del premio al “Cocinicas de oro” ha sido la gyoza de cochinillo, calabaza y mango con hummus de garbanzo, de Ángel Palacios, y que se ha podido degustar en Birolla 4.  El segundo y tercer premio han recaído sobre el maki de berenjena con requesón y sobrasada vegana de anacardos y tomate seco, con vinagreta de miel y mostaza, y wasabi de borraja, de Andrea Rubio, que se ha servido durante tres semanas en el establecimiento Designio, y la alcachofa rellena de foie y queso rebozada en panko sobre base de confitura de tomate y sal de jamón, de Julián Paralluelo, que se ha podido degustar en Casa Lac.

El jurado ha estado formado por Koldo Royo, 21 años Estrella Michelín; Ramces González, chef del restaurante Michelín Cancook; Fran Vicente y Antonio Arrabal, de Top Chef; Rubén Martín, ganador del concurso de tapas de Zaragoza 2018; Alejandro Viñal, Mejor Tapa Zaragoza 2017 y Original 2018, Mejor Ensaladilla Rusa de Zaragoza; José Luis Solanilla, crítico gastronómico de Heraldo de Aragón; los hermanos Carcas de Casa Pedro, ganadores de la mejor tapa nacional 2018; y Marisa Barberán, Estrella Michelín de restaurante la Prensa durante varios años consecutivos.

La cita, que se ha desarrollado en el escenario central del Mercado Puerta Cinegia Gastronómica, ha contado con un gran éxito de asistencia acompañada de un animado público. De las casi 40 tapas que llegaron a la semifinal, han sido diez las que han pasado a la final. En concreto las creadas por Paula Durán y su pulled de ternasco de Aragón con guacamole, cebolla marinada y salsa especial y la de Florentino Fondevila, espuma de calamar en dos texturas con arenque, tomates cherry, cebolla agridulce, pimientos encurtidos y unos toques de mayonesa de albahaca y lima, salsa hoisin y fresas.

Tras el primer pase, ha tenido lugar la presentación de la tapa de Julián Paralluelo, alcachofa rellena de foie y queso rebozada en panko sobre base de confitura de tomate y sal de jamón, y la de Agustín López, corteza de trigo, patata revolcón y torrezno crujiente. También han tenido que emplatar y defender su tapa ante un atento jurado Andrea Rubio, con su maki de berenjena con requesón y sobrasada vegana de anacardos y tomate seco, con vinagreta de miel y mostaza, y wasabi de borraja, así como Tomás Ferrer y Fernando Solsona, con su taco de atún marinado en citronela y cardamomo con mahonesa.

Los siguientes en subir al escenario han sido Ángel Ezquerra, con su espuma rellena de morcilla y crujiente de jamón, y Diego Marco y su rollito de ternera con queso gruyere, pimiento de piquillo, jamón y dátil con reducción de naranja y Cointreau. Han cerrado la fase de prueba del jurado Ángel Palacios, con su gyoza de cochinillo, calabaza y mango con hummus de garbanzo y Conchita Beser con una tostada de cabrales, aguacate, boquerón, orégano y aceite de oliva.

“Una fiesta popular y diferente en la que se permite al cliente convertirse en el cocinicas por unos días”, así describía Silvia Cebolla, la presentadora de la final, el objetivo del primer Festival de Cocinicas de la ciudad de Zaragoza, organizado por Enlazarte Comunicación, que se ha desarrollado entre El Tubo y el Mercado Puerta Cinegia Gastrononómica.

Todos los participantes han recibido una botella de vino Sommos del Tubo, la chaquetilla oficial de Cocinicas y una medalla acreditativa grabada con el logo del festival. Los ganadores disfrutarán de dos noches en el Hotel Sant Jaume de Mallorca, uno de los mejores complejos hoteleros de lujo de España; cinco cursos de cocina impartidos por el televisivo chef Daniel Iranzo, de La Pera Limonera, de Aragón TV, y un cheque de 300 euros para gastar en Makro, entre otros.