96 |  Like

Flores y Alquézar rosado para celebrar el Día de la Madre

NOTA DE PRENSA.- GABINETE DE COMUNICACIÓN BODEGA PIRINEOS 

 Se acerca una de las celebraciones más conocidas en todo el mundo: el Día de la Madre. Con este motivo, desde Bodega Pirineos y La Esencia de la Flor han preparado un modo diferente de celebrarlo y disfrutar brindando el amor incondicional a las madres.

La bodega de Somontano, perteneciente al grupo Barbadillo, se ha decantado este año por Alquézar rosado para disfrutar de un día muy especial.

Alquézar rosado es la apuesta más chispeante de Pirineos. Un vino joven, rosado, afrutado y con aguja natural. Sin duda, uno de los preferidos de muchas madres con la llegada de la primavera.

Para esta ocasión, se ha creado un exclusivo pack junto con La Esencia de la Flor, compuesto por un ramo diseñado con las flores más frescas (formado por claveles rosas, eucalipto parvifolia, limonium rosa, solidago golden glory y statice rosa) y Alquézar rosado. Este conjunto es la mejor forma de felicitar a una de las personas más importantes de nuestra vida, a una madre.

Pack Bodega Pirineos Día de la Madre

Pack Bodega Pirineos Día de la Madre

Este pack está disponible en la web de La Esencia de la Flor. Por tan solo 35 €, podrá enviarse a cualquier parte de España el día escogido.

Sorteo de un pack

Desde el  20 al 25 de abril se realizará un sorteo de uno de estos packs en el perfil de Instagram de Bodega Pirineos. Para participar, hay que ser seguidor de Pirineos y de La Esencia de la Flor y nombrar a la persona a la que le regalarías este pack. El día 26 se publicará el ganador.

Alquézar Rosado está considerado como uno de los vinos más frescos, divertidos, jóvenes y frutales entre los consumidores.

Conocido como “la chispa de Somontano”, es un vino elaborado con uva tempranillo y cabernet sauvignon siendo ya una referencia de éxito entre los rosados en Aragón. Su excepcional color “rosa fresa” le hace muy atractivo y su burbuja de carbónico natural, inconfundible. Gracias a su burbujeante sensación en el momento de la degustación por su “aguja”, le confiere un sabor diferenciador. Sin duda, es el rosado de esta primavera.