497 |  Like

Los profesionales de la trufa coinciden en el desafío común de transferir el patrimonio cultural de este producto y mantener la sostenibilidad medioambiental

NOTA DE PRENSA.- GABINETE DE COMUNICACIÓN MARTA TORNOS

La Comarca Campo de Daroca se ha convertido, un año más, en la capital mundial de la Tuber melanosporum gracias a sus tradicionales jornadas de la trufa negra, que este año celebran su quinta edición. La estrecha colaboración entre los territorios rurales de Piamonte y Aragón ha permitido que la iniciativa cuente con la participación de tres grandes expertos procedentes de esta región italiana y en la que también se ha contado con la experiencia de una de las empresas trufícolas argentinas más importantes: Trufas del Nuevo Mundo. La histórica Laumont, compañía líder en la venta y distribución de trufas, también ha estado presente, por segundo año consecutivo.

La quinta edición de este foro técnico, inaugurado por el senador Víctor Ruíz de Diego, se ha centrado en los retos y la evolución de la trufa. Cada uno de los ponentes ha contado su visión y experiencia ante cientos de profesionales llegados de todo el territorio nacional. Todas las intervenciones han estado moderadas por la periodista Natalia Huerta.

Sergi García, uno de los investigadores del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) ha sido el encargado de ofrecer la primera charla «Gestión de una plantación trufera en la climatología actual». Durante su intervención, Sergi García, ha puesto de manifiesto la importancia de mantener la sostenibilidad medioambiental y ha dado pautas y soluciones futuras para el cambio climático. «En la truficultura es muy importante la cantidad, pero aún lo es más la calidad. Es fundamental mantener la calidad de las trufas. Esta temporada estamos experimentando un descenso de la producción, pero la calidad es buena. Hay diversas técnicas que estamos investigando para poder salvaguardar los cambios de temperatura, que conllevan, entre otras cosas, a una proliferación de plagas y al debilitamiento del árbol», ha revelado Sergi García.

«La búsqueda y recolección de trufa en Italia: Patrimonio Inmaterial de la UNESCO» ha sido el tema de la ponencia ofrecida por dos expertos italianos que han querido disfrutar y vivir en primera persona estas tradicionales jornadas: Mauro Carbone, director del Centro del Estudio del Tartufo, y Antonella Brancadoro, directora de la Asociación Ciudades de la Trufa de Italia y coordinadora de la candidatura de «La búsqueda de la trufa y el trufero» a Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO. Estos profesionales han contado su experiencia hasta llegar a conseguir que la trufa italiana sea considerada Patrimonio Cultural de la UNESCO y han querido recalcar la importancia de todo lo que hay detrás de la trufa: «El verdadero valor de este producto no es la trufa, sino todo lo que hay detrás de ella. Esa es la verdadera magia. Hay bienes que, en muchas ocasiones, no valoramos, pero son la base de nuestras raíces». Además, han querido felicitar a los investigadores del CITA por estar trabajando en poner en marcha «buenas prácticas» para «conservar las trufas en el futuro y para mantener su ecosistema».

«La importancia del patrimonio inmaterial rural en el desarrollo de los territorios: Candidatura de la Jota Aragonesa como Patrimonio Inmaterial de la UNESCO» ha marcado la tercera charla técnica y ha sido impartida por la directora general de Patrimonio Cultural de Gobierno de Aragón, Marisancho Menjón.

Menjón ha aprovechado estas jornadas para defender y reivindicar la importancia de la jota como «patrimonio vivo y patrimonio de todos». «Antiguamente era un canto de trabajo y hoy forma parte de nuestra cotidianeidad y del día a día. Es una manifestación cultural popular que ha pasado a la más alta cultura. La jota da lugar a nuevas formas de expresión, de creatividad e inventiva. Llevamos cuatro años para sacar esta candidatura y, os aseguro, que va por buen camino. Tenemos una candidatura ganadora y hay una ilusión colectiva desde todas las comunidades autónomas por sacar esto adelante», ha relatado.

Mercado de la tierra

Mercado de la tierra

Posteriormente se ha conectado en directo con Argentina, para dar paso al gerente de ventas de Trufas del Nuevo Mundo, Faustino Manuel Terradas,  y el responsable de producción de Trufas del Nuevo Mundo, Tomas de Hagen, que han hablado sobre la evolución de la trufa negra en Argentina y las oportunidades en mercados internacionales abasteciendo trufa en contrastación en el Hemisferio Sur. Esta empresa comenzó su andadura en 2012, con 25 hectáreas y la primera recolección se inició en 2016. Recolectan solo Tuber melanosporum. Dan mucha importancia a la trazabilidad y a la frescura del producto en las exportaciones. «Seleccionamos las trufas en el propio campo para que salgan rápido a su destino», ha explicado Faustino Manuel Terradas. En Argentina, la temporada de trufa es más corta y se desarrolla entre los meses de junio y agosto.

Las jornadas técnicas han finalizado con la charla «Retos en el mundo de la truficultura: la trufa ecológica» impartida por Gerard Llorens, Tárrega manager de Laumont, y Antonio Montoro, consultor en trufa ecológica de Laumont. Llorens ha destacado: «Hay un cambio en ciertos países hacia productos ecológicos, bio y naturales y este es, precisamente, uno de los retos que tiene que enfocar la trufa en los próximos años».

Por su parte, Montoro ha manifestado la «necesidad» de darle a la trufa una diferenciación. «Tenemos un producto fantástico, que es un valor añadido y hay que diferenciarlo del resto. Esa diferenciación es transformar la trufa en ecológica. Esto, sin duda, nos permite tener un argumento de venta a través de las etiquetas, que nos permite identificar y establecer una trazabilidad que la identifique y la diferencie del resto. La trufa ecológica nos permite una estabilidad social, económica y medioambiental», ha concluido.

Las Jornadas de la Trufa Negra de la Comarca Campo de Daroca es una iniciativa que, en tan solo cinco años, ha conseguido consolidarse como un evento de gran importancia dentro del sector agroalimentario regional, no solo por el alto nivel de sus conferencias y ponencias sino por contar, año tras año, con la colaboración del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA).

Junto al programa profesional, que se desarrolla en Daroca, los visitantes también han podido disfrutar del Mercado de la Tierra que ha contado con una veintena de expositores dedicados a la venta de trufa y productos relacionados con la misma y del producto de Aragón.

A su vez, en Orcajo, localidad donde tiene lugar, entre el sábado y domingo, el IV Concurso Nacional de Caza de Trufa, ha habido una degustación de los vinos Ladera del Jiloca, de Daroca Bodegas, y se han celebrado las rondas clasificatorias del certamen de perros. Además, se ha organizado una exclusiva ruta nocturna de caza de trufa en la que se han escondido 30 trufas, de 30 gramos cada una, patrocinadas por Laumont.

EL CONCURSO NACIONAL DE CAZA DE TRUFA MÁS IMPORTANTE DE ESPAÑA

El IV Concurso Nacional de Caza de Trufa ya ha celebrado este sábado las cuatro rondas clasificatorias y este domingo tendrá lugar la fase semifinal y final. El certamen cuenta con 40 equipos formados por cazador y perro, cifra que lo ha convertido en el más importante y multitudinario de España.

Este viernes, también ha tenido lugar la recepción de los siete kilos de trufa que se están escondiendo en el concurso. De este total, Laumont -compañía líder en este producto- seleccionó 5,5 kilos de trufa fresca de primera (+ 20 gramos).

Los premios para los finalistas son los siguientes:

  • Primer premio: 1.000 euros y 12 sacos de 18 kg de comida equivalente a un año de alimentación para el perro ganador.
  • Segundo premio: 500 euros y seis sacos de 18 kg.
  • Tercer premio: 250 euros y tres sacos de 3 kg.

En esta edición, la organización ha querido recordar y fomentar la importancia de una buena alimentación para los animales premiando a los tres ganadores con sacos de pienso patrocinados por Arion.

El certamen está organizado por la Comarca Campo de Daroca, en colaboración con el Ayuntamiento de Orcajo y la Asociación de Truficultores de la Comarca Campo de Daroca, que está representada en el comité organizador por Carlos Diarte, truficultor, cazador de trufa y principal asesor técnico del evento.

El domingo también se celebrará el I Concurso Nacional Infantil de Caza de Trufa «Senda» de la Comarca Campo de Daroca. El nombre de este certamen es en recuerdo a la perra ganadora de las dos últimas ediciones, que falleció hace unos meses.