604 |  1

Nuevas añadas de Pirineos Chardonnay y Pirineos Gewürztraminer, los monovarietales de tendencia en Somontano

NOTA DE PRENSA.- GABINETE DE COMUNICACIÓN PRIMAR COMUNICACIÓN

Bodega Pirineos, una de las joyas vinícolas de la Denominación de Origen Protegida Somontano (D.O.P. Somontano), presenta los primeros frutos de la cosecha 2023: Pirineos Chardonnay y Pirineos Gewürztraminer. Estos vinos excepcionales encarnan la excelencia y la pasión que caracterizan a la bodega de Barbastro, fusionando la tradición con la innovación para ofrecer experiencias de degustación únicas.

Enclavadas en los pintorescos viñedos de Somontano, estas uvas de chardonnay y gewürztraminer nacen en nuestros pequeños viñedos exclusivos propiedad de 200 viticultores. Aclamadas como las más exitosas del Somontano y con una creciente tendencia nacional, se han beneficiado de los microclimas extraordinarios que definen la región durante su maduración en el campo durante este año 2023.

Pirineos Chardonnay y Pirineos Gewürztraminer

Pirineos Chardonnay y Pirineos Gewürztraminer

Según Jesús Astrain, director técnico de Bodega Pirineos: “Esta vendimia ha sido temprana por la escasez de agua y las altas temperaturas que han adelantado el ciclo vegetativo de las variedades”. Y añade: “Las plantas han acumulado más azúcar y han concentrado más sus mostos, lo que se traduce en más aromas, más sabor y carácter varietal”.

Pirineos Chardonnay

Continuando con su tradición, Pirineos Chardonnay sigue siendo el vino blanco más elegante de Bodega Pirineos. Esta añada presenta un aporte extra de finura y sensibilidad, capturando la esencia misma de la chardonnay en cada copa, una variedad que se obtiene a 450-500 metros de altitud sobre suelos profundos de más de un metro, donde se consiguen las mejores calidades.

Chardonnay es la variedad blanca más predominante en el Somontano y que ocupa diferentes ‘terroir’ de cultivo, desde las zonas más ricas en yesos hasta zonas arcillosas que retienen mejor el agua, dando en cada una de ellas un perfil diferenciado”, explica Astrain. “Pirineos Chardonnay procede de diferentes parajes situados en el altiplano de Salas, donde el suelo más arcilloso permite una excelente maduración de la uva.

El resultado es un vino cítrico, intenso, varietal y concentrado, con buena acidez que lo hace muy atractivo y sabroso. Según apunta Astrain, Pirineos Chardonnay 2023 “será un gran vino”.

Hay que destacar que este vino ha sido galardonado recientemente como el mejor vino blanco de Aragón, elaborado con barrica. Un premio otorgado en la II Feria de Vinos de Aragón, celebrada el pasado 22 de noviembre.

Pirineos Gewürztraminer

Este vino ha cautivado los corazones de los consumidores jóvenes que buscan en el vino algo tan sencillo como el disfrute. Con su carácter distintivo y su sabor encantador, Pirineos Gewürztraminer se ha convertido en un referente para aquellos que aprecian la calidad y la autenticidad en cada sorbo.

Pirineos Gewürztraminer es un monovarietal de elegancia floral con una uva matizada para explorar su vertiente más fresca, dando paso a los cítricos y a la fruta de la pasión para llegar a las rosas de Bulgaria. La fruta se sustenta en una boca llena de dulzor, y la peculiaridad de esta variedad es su característico y potente aroma.

Según detalla Jesús Astrain, “la variedad gewürztraminer nos brinda un vino de colores amarillos verdosos, intensa nariz amplia y fresca, cremoso y sabroso en boca.

Compromiso con el medio ambiente

Lo que distingue a estos monovarietales blancos de Bodega Pirineos no es solo su exquisitez, sino también su compromiso con la responsabilidad social y el medio ambiente. En el acto de presentación de las nuevas añadas de sus monovarietales, que ha tenido lugar en el prestigioso restaurante zaragozano Abshintium, de la mano del reconocido somelier Jesús Solanas, la bodega ha hecho entrega al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de un cheque de 15.000€ correspondientes al acuerdo de colaboración, pionero para la investigación en los Pirineos. Este convenio conlleva que un porcentaje de las ventas de los monovarietales de Bodega Pirineos va destinado al CSIC durante la comercialización de la cosecha 2022 para la estudio de los refugios climáticos.

Entrega del cheque a CSIC

Entrega del cheque a CSIC

Según la investigadora de CSIC, María Begoña García “ya se han realizado distintos trabajos para obtener datos sobre la biodiversidad en la cordillera aragonesa. Hasta el momento hemos realizado 10 vuelos con drones en lugares como el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Astún, Moncayo y Teruel. Los vuelos en los propios Pirineos se realizaron en plena ola de calor de julio y agosto. En total han permitido obtener unas 20.000 imágenes térmicas y en sistema de composición de colores RGB, para caracterizar los microclimas a escala centimétrica”.

En cada uno de los lugares se dispusieron sensores de temperatura y humedad sobre el  suelo para confirmar los valores de la cámara térmica del dron. Se ha procedido al ensamblaje de las imágenes de cada lugar y durante el invierno se espera poder analizarlas para identificar qué áreas y que variables son más resistentes a las olas de calor, característica de los refugios térmicos frente al cambio climático.

Esta asociación brinda la oportunidad de contribuir a la protección de esta preciosa región. De hecho, Bodega Pirineos ve esta colaboración como una forma de devolver a los Pirineos todo lo que aporta a la bodega por su entorno inigualable y el desarrollo de su actividad vinícola.

La cosecha 2023 ha sido en general excepcional, marcada por una calidad incomparable que refleja el cuidado y la dedicación con la que Bodega Pirineos  trabaja sus viñedos. En cada botella de Pirineos Chardonnay y Pirineos Gewürztraminer se puede encontrar el trabajo apasionado y el amor por la vinificación que los define como bodega.