185 |  Like

Más de 200 personas ya han participado en las catas itinerantes de la Comarca Campo de Daroca para dinamizar los productos de la zona

NOTA DE PRENSA.- GABINETE DE COMUNICACIÓN MARTA TORNOS

El vino está siendo el protagonista, durante este agosto, en la Comarca Campo de Daroca. A lo largo de este mes, se están llevando a cabo diferentes catas itinerantes por siete municipios de la zona. Esta iniciativa, impulsada por Daroca Bodega y que cuenta con la colaboración de la comarca a través de la Agencia de Empleo y Desarrollo Comarcal, está dando a conocer los vinos elaborados con uvas de viñas viejas de garnacha y macabeo.

Más de 200 personas ya han participado en cuatro de las siete catas que han tenido lugar en las localidades de Langa del Castillo, Mainar, Used y Aldehuela de Liestos. Hoy, los vinos de Daroca Bodega llegan hasta Torralbilla, mañana viajan a Anento y Villar de los Navarros es el municipio que cierra las catas el próximo martes, 24 de agosto.

«Estas iniciativas contribuyen a potenciar los productos de la zona y el desarrollo económico. El proyecto se ha puesto en marcha aprovechando que en la época estival es cuando más gente se acerca hasta los pueblos de la comarca y estamos muy contentos del resultado que está teniendo», ha destacado la presidenta de la Comarca Campo de Daroca, Mª Ascensión Giménez.

Cata celebrada en Used el 12 de agosto

Cata celebrada en Used el 12 de agosto

El enólogo de Daroca Bodega, Juan Manuel Gonzalvo, es el encargado de conducir las catas. Para ello, cuenta con los vinos Marqués de Daroca viñas viejas y Daruqa. Los primeros, están elaborados con garnacha y macabeo de viñas viejas de las comarcas de Daroca y Jiloca. Sus viñedos se encuentran situadas entre los 700 y 1.000 metros de altitud en laderas de pizarra, lo que les otorga frescura y una singularidad única.  Los Daruqa, también elaborados con garnacha y macabeo, corresponden a la gama más joven de la bodega.

Marqués de Daroca garnacha viñas viejas obtuvo en el mes de junio una medalla de plata en el concurso internacional Garnachas del Mundo.

Este proyecto se une a la Asociación Paisajes del Jiloca que busca poner en valor el viñedo viejo y la recuperación de viñedos antiguos abandonados por falta de relevo generacional.