210 |  Like

La Cooperativa Niño Jesús de Aniñón estrena su silo y secadero de frutos secos

 

NOTA DE PRENSA.- ADICO

Este jueves, Joaquín Olona, consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, junto con el presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, y José Manuel Sebastián, alcalde de la Aniñón han cortado la cinta inaugural del secadero de frutos secos de la Cooperativa Niño Jesús.

Este nuevo secadero de frutos secos ha supuesto una inversión de 650 000 euros y está ubicado en el polígono industrial Los Linzados. Las nuevas instalaciones de recogida, almacenaje y distribución de almendras de Aniñón cuentan con capacidad para albergar un millón de kilos. Desde la cooperativa se trabaja con las variedades marcona, largueta, belona, soleta, guara y otras.

Olona ha felicitado a los socios «por las instalaciones, pero sobre todo por incorporaros a un grupo con una estructura comercial fuerte», en referencia a Unió Nuts, cooperativa líder del sector de los frutos secos en España, con una producción anual de 30 millones de kilos de almendra y unos 2,5 millones de kilos de avellana. Es una OPFH y Entidad Asociativa Prioritaria de frutos secos reconocida por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que cuenta con presencia en Aragón desde hace quince años.

Pere Colat, presidente de Unió Nuts, explica el funcionamiento de las instalaciones

Pere Colat, presidente de Unió Nuts, explica el funcionamiento de las instalaciones

El consejero ha reiterado su apuesta por la agricultura familiar, cuya ley de protección ya ha entrado en las Cortes. «Lo que hacéis vosotros es lo que queremos que sea la ley. Aragón es una potencia productora de almendras y tenemos que ser igual de potentes comercialmente, capaces de competir en un mercado globalizado, con rivales como California».

Por su parte, Ferran Huguet Farré, director general de Unió, ha destacado que el «proyecto de Unió en Aragón es acoger el máximo de producción de la mayor calidad posible, especialmente de la largueta. Tras el centro de recepción, y en el supuesto de que se alcance un volumen de los 3 o 4 millones de kilos, se valoraría la posibilidad de montar una descascaradora de almendra. Este año se prevé una producción de unos 600-700.000 kilos, pero esperamos alcanzar el millón el año que viene, y en pocos años llegar a los tres millones de capacidad».

El alcalde de Aniñón, José Manuel Sebastián, ha destacado que «hoy es un gran día para el pueblo de Aniñón, para la cooperativa y para el propio Ayuntamiento, porque, aparte de inaugurar estas instalaciones es como si también inaugurásemos el polígono, que se realizó con mucha ilusión y expectativas de futuro y que con la crisis del 2008 no salió adelante».

Finalmente, Pablo Latorre, director de la cooperativa, ha recordado que «hasta ahora no había una planta de este tipo en la comarca y ya la tenemos. Podemos trabajar en unir a los productores de almendra y conseguir una calidad de producto que pueda competir en los mercados exteriores y conseguir los mejores precios». Ha añadido que la próxima semana esperan comenzar a recibir las primeras almendras que darán todo su sentido a estas instalaciones.

ACERCA DE LA COOPERATIVA DEL NIÑO JESÚS

Formada por casi 200 socios que aglutinan aproximadamente 1500 hectáreas, Niño Jesús factura anualmente unos tres millones de euros y cuenta con una nave de 1480 metros cuadrados y ocho metros de altura que albergará la embotelladora y las nuevas y ampliadas zonas de recepción y frío para la fruta.

Esta sociedad, afincada en Aniñón, es la única empresa de estas características que dispone de bodega, almazara, fruta de hueso y de pepita –tanto para industria como para mercado–, espárragos verdes y frutos secos, en pleno corazón de la provincia de Zaragoza.

La cooperativa tiene previsto ampliar también la zona de frío, recepción y confección de fruta, y trasladar la actual embotelladora de vino. Esto se suma a las inversiones ya realizadas el año pasado cuando se implantó Global gap y se pusieron en marcha dos líneas de confección de fruta de hueso y de selección de cereza, con el objetivo de mejorar la calidad de los procesos y aumentar el valor añadido de las producciones.